lunes, 24 de agosto de 2015

EL TRABAJO DE UNA IGLESIA MADURA

Por: Juan p. Abanto M.)

Introducción:
A.    Cuando hablamos de una “iglesia madura” hablamos de una iglesia local, y la única forma que tenemos para medir una iglesia es por lo que podemos ver, una iglesia madura pone en evidencia su madurez, no solo es cuestión de palabras, sino de hechos.
B.    Para que hayan hechos queda implicado que deben de haber una clase particular de cualidades, las cuales obviamente al ser promovidas o desarrolladas dan como resultado iglesias maduras.
1.    Una iglesia madura no es una iglesia perfecta.
2.    Una iglesia madura es una, que busca la excelencia y trabaja para lograrla.
C.    Veamos las cualidades o características de una iglesia madura, cualidades que hacen que su trabajo desempeñado sea exitoso:

¿Cómo es el trabajo de una iglesia madura?

I. El trabajo de una iglesia madura es planeado
A.    Alguien dijo, “apuntale a la nada y seguramente acertaras. Apuntale a una meta especifica y, aunque no la logres, tendrás la oportunidad de estar mucho mas cerca que si nunca le hubieras apuntado”.
1.     El programa espacial de los Estados Unidos produjo muchos éxitos y, tristemente, algunos pocos fracasos trágicos. Los éxitos de la NASA ayudan a ilustrar la importancia de establecer metas. Quizás has oído de los tres electricistas que estaban trabajando en la nave Apolo. Un periodista les pregunto que estaban haciendo. El primero dijo: “Estoy insertando transistores en los circuitos.” El segundo respondió: “Estoy soldando estos alambres juntos”. El tercero explico: “Estoy ayudando a poner un hombre en la luna”.
2.     ¿Cuál de ellos estaba más motivado y satisfecho? Probablemente aquel que vio como sus actividades encajaban en la meta global. A principios de la década del 60, el presidente John F. Kennedy estableció la meta de poner a un americano sobre la luna para fin de la década. En 1 969, Neil Armstrong dio “su pequeño paso”. Una meta específica ayudo a la NASA a lograr un hito importante en la historia. Alguien que desee el éxito establecerá metas específicas.
B.    Sin una meta clara en la vida, las obligaciones cotidianas se vuelven penosas. Conocer la meta de tu vida, o de la vida de la iglesia, puede aumentar tu motivación y satisfacción al ver como las actividades diarias  ayudan a lograr esa meta.
C.    Enfoque Bíblico. En la palabra de Dios encontramos mucha evidencia en cuanto a la necesidad de hacer planes:
1.    Dios y el plan de redención para la humanidad (Ef 1:1-14, Ro 16:25-27).
2.    Noé y la construcción del arca (Ge 6:11-17).
3.    Moisés y la construcción del tabernáculo de reunión (Ex 25-31, 35-40, Ex 25:40, He 8:5).
4.    El plan de evangelización propuesto por nuestro Señor Jesucristo (Mt 28:18-20, Hch 1:8).
D.    Hacer planes es algo que una iglesia madura hace, pues de ello depende su supervivencia como tal.
E.    ¿Que áreas necesitan de planeación en la iglesia? (1) El manejo del dinero (un presupuesto bien estructurado), (2) El Evangelismo, (3) La adoración, (4) Los estudios bíblicos y los sermones (currícula de enseñanza), (5) La visitación, (6) La benevolencia.
F.     ¿Cuáles pueden ser las consecuencias cuando no hay ninguna clase de plan? (Lc 14:28-30).
G.    Cuando se hacen planes la iglesia del Señor por un lado se beneficia y por otro lado debido a su actividad evidencia frescura y vitalidad.

II. El trabajo de una iglesia madura es organizado
A.    Cada grupo humano tiene que tener algún tipo de organización para funcionar eficientemente de otra forma todo seria un caos, y lo mismo sucede con la iglesia.
B.    Después de planificar una obra, hay que poner el plan en acción mediante una organización efectiva. “Organizar” es el proceso de colocar a hombres y mujeres dentro de una estructura para realizar las metas fijadas.
C.    Una causa digna. Cuando la obra es grande, noble y de beneficio espiritual, es fácil conseguir la cooperación de nuestros semejantes. Pero cuando la causa es pequeña, cuestionable, de poco provecho y mal planificado, es difícil conseguir la participación entusiasta de otros y menos de individuos de alto calibre.
D.    Organizar es delegar. Los apóstoles delegaron la benevolencia porque ellos solos no pudieron hacerla y cumplir con otras cosas más importantes (Hch 6:2). Delegaron el trabajo a otros, creando una nueva organización que antes no existía. Los buenos líderes son excelentes organizadores y dichosa la iglesia que cuenta con ellos.
E.    ¿Cómo Organizar?
1.    El primer paso es identificar las actividades y funciones necesarias para lograr la meta. Por ejemplo, una Escuela Bíblica vacacional necesita las siguientes actividades y funciones: (a) clases, (b) dirección, (c) supervisión, (d) preparación de materiales, (e) preparación del local, (f) transportación, (g) comidas y (h) publicidad.
2.    El segundo paso es describir cada actividad en detalle y estipular los requisitos de cada función. Por ejemplo, la clase de adultos mayores envuelve la función de un maestro y unos estudiantes. El maestro tiene que ser un cristiano adulto, con varios años de experiencia en dar clases en la iglesia, fiel en la doctrina, excelente en su vida personal y un efectivo comunicador.
3.    El tercer paso es buscar todas las personas que llenen estos requisitos y escoger la mejor disponible. Muchas veces el talento que buscamos está frente a nuestros ojos. Hay que ser analítico, primero estableciendo el criterio y luego buscando la persona ideal.
F.     En conclusión, existen muchos trabajos que hay que hacer en la iglesia pero mayormente caen en cinco categorías: culto, educación (edificación) , benevolencia, evangelismo y mantenimiento.
1.    Muchas veces la carga cae sobre uno o dos hermanos por falta de organización.
2.    Al tiempo renuncian por sentir que su función es una condena perpetua.
3.    Otros se amargan al pensar que otros no hacen nada. Y los que no hacen nada se sienten como incapacitados, excluidos del trabajo de la iglesia.
4.    Además de no ser saludable, todos somos miembros del cuerpo de Cristo; todos somos necesarios y todos merecemos la dignidad de llevar a cabo alguna función.
5.    Es deber de los líderes crear la organización y entrenar los miembros hasta donde llegue la capacidad de cada uno.
6.    Una iglesia bien organizada puede revirar el mundo.

III. El trabajo de una iglesia madura es eficaz
A.    ¿Qué es lo mejor? Ser eficiente o ser eficaz.
1.    La eficiencia es lograr las metas con la menor cantidad de recursos, en otras palabras es hacer algo con lo que se tiene.
2.    La eficacia tiene que ver con el cumplimiento de los objetivos.
3.    Veamos una tabla de comparaciones entre eficacia y eficiencia:

EFICIENCIA
EFICACIA
Énfasis en los medios
Énfasis en los resultados
Hacer las cosas correctamente
Hacer las cosas correctas
Resolver problemas
Lograr objetivos
Ahorrar gastos
Crear mas valores
Cumplir tareas y obligaciones
Obtener resultados
Capacitar a los subordinados
Proporcionar eficacia a subordinados
Enfoque reactivo (del pasado al presente)
Enfoque proactivo (del futuro al presente)
¿Cómo hacer mejor lo que hacemos?
¿Qué es lo que deberíamos estar haciendo?

B.    “Ningún grado de eficiencia puede compensar la falta de eficacia. Antes de dedicarnos a hacer algo en forma eficiente, tenemos que estar seguros de que hemos encontrado algo acertado para realizar” (Peter F. Druker).
C.    Siete hábitos para lograr la eficacia en el trabajo. Ninguna compañía puede tener éxito sin que las personas que trabajan en ella tengan éxito. Ningún grupo puede lograr sus objetivos sin que sus integrantes logren los suyos”, Ésta es la teoría en la que se ha basado Stephen Covey para asesorar a 82 de las 100 empresas más influyentes de la revista estadounidense Fortuna en los últimos 10 años. Covey llegó a estos 7 hábitos fundamentales para la eficacia a partir de los principios que había recabado como profesor de comportamiento organizativo y como administrador de una universidad. La base de la que parte Covey es, según él, la interdependencia o trabajo en equipo, donde lo central es la persona.
1.    El primer hábito es ser proactivo. Es decir, hacernos responsables de nuestra vida centrándonos en el círculo de influencia y no en el de preocupación. Nuestra vida es el producto de sus valores, de sus decisiones y no de sus condiciones, lo opuesto a ser proactivo es ser reactivo lo que significa que su vida es una función de sus sentimientos de sus estados de animo de su impulsos de la actitud de la gente. Ser proactivo es asumir responsabilidades, el concepto es que usted y yo tenemos la capacidad de elegir nuestras respuestas.
2.    El segundo es tener un fin en la mente, implica que veamos una imagen mental o un panorama de a donde queremos llegar, en esta conferencia, en este año que viene, en su vida, es la visión que tiene de su futuro, tiene que ver con visión significado y propósito.
3.    Poner primero lo primero. Significa que usted decidió que es lo principal gracias habito dos y ahora tiene la disciplina y el compromiso de mantener lo primero, lo opuesto de poner primero lo primero es poner en segundo, tercer o cuarto lugar las cosas importantes, es por eso que las personas a veces sus relaciones familiares, sus salud, sus integridad personal queda atrapada en los poderosos sistemas de valores sociales, horarios y agendas forman su cultura y nunca se cuestionan si su vida la han creado ellos o si están gobernados por lo que otros la crearon en forma de programas o planes que nunca se les ocurre discutir, entonces se suben a la escalera dele éxito y llegan hasta arriba solo para darse cuenta de que la escalera esta apoyada en la pared equivocada, comprenden en su lecho de muerte que a nadie le importo que pasara tanto tiempo en la oficina. Como dijo Gette “las cosas que importan mas nunca deben estar a merced de las que importan menos”.
4.    Pensar ganar ganar. Es el habito del beneficio mutuo el principio fundamental es la abundancia, hay mucho para compartir así que no hay que sentirse amenazado por la fuerza de otras personas pueden nutrir la competencia a su alrededor al mas alto nivel, no es una amenaza, pueden compartir conocimiento, reconocimientos, logros, ganancias. Lo opuesto a la abundancia es la escases, es como un pedazo de pastel siempre parece chico, si usted gana un premio entonces no lo gano yo, si comparto mis ganancias voy a tener menos. El principio de abundancia y no de escases lo que significa que el pastel puede ser cada vez mas grande.
5.    Buscar entender, luego ser entendido. Es el habito de la comunicación empática que significa que lo primero siempre es entender, el maestro estudia aprende antes de enseñar, el doctor diagnostica antes de prescribir, el abogado investiga antes de desarrollar su caso, entiendan primero antes de buscar ser entendidos, antes de buscar contribuir, antes de emprender acciones, antes de tomar una decisión.
6.    Sinergizar. Es el habito de la cooperación creativa, buscando entender creamos algo que antes no estaba allí, requiere altos niveles de cooperación, el principio detrás del habito numero 6 es el principio de que 1 + 1 puede ser igual a 3, 4, 10, 20, 1 000. Es el principio que sincronizando dos mecanismos se logra algo mejor que la suma de los dos separados, es el principio de valorar las diferencias no solamente tolerarlas, no simplemente aceptarlas sino celebrar las diferencias.
7.    Afilar la sierra. Es el principio de la renovación del progreso continuo de la mejora constante, esta basado sobre el principio que tenemos la capacidad de cargar nuestras propias baterías, lo opuesto al habito siete es dejar que la cuchilla se desafile, dejar que la mete se atrofie, dejar que el cuerpo pierda su tono y su vitalidad consumiendo comida chatarra, sin contribuir ni servir para ningún propósito. Este hábito contribuye a los otros seis hábitos.

Conclusión:
A.    El trabajo de una iglesia madura es evidente mente el trabajo que a Dios mas le agrada.
B.    Pero tampoco se desagrada del trabajo que estamos llevando a acabo, sin embargo no es suficiente y no debemos conformarnos con esto (lo cual es nuestra tendencia), podemos hacerlo mejor, podemos dar más de lo que tenemos o estamos ofreciendo, si nos lo proponemos.
C.    Recuerde que el trabajo de una iglesia madura es: Planeado, organizado y eficaz.
D.    ¡Nosotros podemos hacerlo!

lunes, 19 de enero de 2015

Apología Bíblica


"Para la defensa de la Verdad escrita en los corazones humanos, en la realidad natural y, en especial, en la Palabra Revelada, ante todo aquel que demande razón de nuestra esperanza ; para contender ardiente mente por la fe que ha sido dada una vez por medio de los apóstoles,   Apología Bíblica con Alejandro Manrique."

Locutor: Alejandro Manrique

 

ESTADISTICAS

SIGUENOS

.
.

GRACIAS POR TU VISITA


El equipo de "Qué dice la Biblia" Radio Internet te agradecemos por tu visita e interés por aprender sobre la Voluntad de Dios.