jueves, 20 de noviembre de 2014

Hoy tendrás vida en tu espíritu

ebsermones.blogspot.com
Texto: Ezequiel 37:1-6

Introducción:
Seco: Dicho de un manantial, de un arroyo, de un río, de una laguna, etc.
Faltos de agua: Dicho de una planta: Muerta, sin vida.
La mano de Dios vino sobre Ezequiel; cuando Dios coloca su mano sobre nosotros, somos transformados, no podemos ser los mismos y en esta ocasión nos enseña cómo tener vida espiritual. Ezequiel tiene una visión, eso lo que sucede cuando andamos en comunión con Dios, vemos el mundo espiritual, entendemos las cosas del espíritu que el mundo no puede entender (Ro 8:5-8). 

I. Sin el Señor andamos secos en el espíritu (v.2)
Claramente Jesús dijo: " apartados de mi, nada podéis hacer " Juan 15: 5.
Vivimos una vida apartada, fría, seca, en donde el mundo sigue con sus deseos, pero hay muerte espiritual.
Efesios 5:3-5; Juan 5:24 Solamente el venir Jesús a nosotros obtenemos la verdadera vida, no la vida ni la paz que el mundo da, pues aquélla vida es pasajera, pero la vida de Dios es en abundancia y su paz gobierna nuestros corazones.
Para el mundo, la vida son los placeres, la carne y el pecado, pero para nosotros la vida está en conocer al hijo de Dios, quien murió para darnos la verdadera vida. 

II. La libre voluntad ante la vida del espíritu (v.3)
Dios le hace la pregunta a Ezequiel, la palabra de Dios nos enseña cuál es su voluntad, cuáles son sus estatutos, mandamientos y preceptos, pero de nosotros es escoger vivir esa vida.
 "Porque me llamáis Señor, señor y no hacéis lo que os digo" (Lc 6: 46; Mt 15:8).
La palabra señor significa "amo" precisamente le obedezco, lo amo y quiero servirle.
Muchas personas agregan el saber las cosas y el estar preparados, pero la diferencia está en conocer la voluntad de Dios y obedecerle.
Ezequiel le respondió: "tú lo sabes" en otras palabras: lo que tú quieras hacer, será lo mejor para mí. ¿Cuánto saben que el deseo de Dios es lo mejor para nosotros? 

III. La palabra de Dios traída a dar vida a nuestro espíritu (v.4-6)
La profecía es el propósito de Dios revelado.
Dios quiere darnos vida y sobre huesos secos es necesario profetizar, (declarar la revelación de su palabra) sobre las circunstancias, nosotros mismos, sobre su esposo, sus finanzas, la enfermedad, sus hijos, su empleo, etc.
Quien profetizó fue Ezequiel, la palabra confesada trae el poder de Dios, usted debe confesar la palabra sobre su vida. Transforme sus circunstancias a través de la palabra de poder, eche fuera la pereza para orar de su vida, los pensamientos que no son del señor, usted mismo impongas sus manos y en ese momento confiese lo que dice en Filipenses 4:8-9. Ezequiel 37: 6 "y sabéis que yo soy Jehová" y cuando la palabra se cumpla, sabrás que Dios es poderoso, te ama y trae vida espiritual sobre ti.

IV. El despertar del espíritu (v.7-10)
En el versículo 6 Dios le aclara lo que sucederá, pero en el v.7 obedece; en su palabra declara su propósito pero nosotros determinamos obedecerle; Su espíritu cobrará vida al empezar a caminar en obediencia a Dios, la Biblia dice que Dios ha dado su espíritu a todos los que le obedecen.
Hechos 5: 32. Entonces te cubrirás con su presencia, como sucedió con estos huesos, y andarás bajo la gloria de Dios en tu vida, no andarás triste, ni angustiado sino que el gozo del señor es tu fortaleza.
El Espíritu Santo soplo sobre ellos y se levantó un poderoso ejército. Como iglesia nos levantaremos para derribar los planes del enemigo, pues él enemigo quiere destruirnos, pero Jesús vino a deshacer las obras del diablo y hacernos más que vencedores en Cristo Jesús; levántate en esta noche y profetiza la palabra sobre tu vida.

Conclusión:
Sin el señor andamos secos en el espíritu.
Esta en nuestras manos el cobrar vida otra vez.
Es la palabra de Dios quien nos puede ayudar a cobrar vida espiritual.
Es un hecho que si hacemos estas cosas, realmente viviremos.
 

GRACIAS POR TU VISITA


El equipo de "Qué dice la Biblia" Radio Internet te agradecemos por tu visita e interés por aprender sobre la Voluntad de Dios.